emprendedores, Redes sociales

Personalíssimo, emprendedores en las redes sociales

Las redes sociales son una forma de que las marcas estén más cerca de su público.  Recientemente está creciendo la tendencia de las cuentas manejadas por los propios dueños de los negocios con un carácter personal, casi confidencial, hablando no solo sobre el negocio sino también de la vida privada del sujeto.  Es una variedad del microblogging al estilo influencer pero a menor escala.  Podríamos llamarle Personalíssimo, un micro-influencer.

Para un negocio local, incluso para una marca personal, este método parece funcionar ya que el público se compenetra con el día a día de esa persona, la interacción es muy fluida y el engagement es alto.  Es necesario tener sobre 1.000 seguidores cualificados para conseguir un promedio de 90 me gusta, con un porcentaje bastante menor de comentarios en cada publicación.  Estos cálculos son aproximados.

Se trata de tener una comunidad activa y funciona en la medida en que el emisor responda a tantos comentarios le dejen como le sea posible.

Pero, siempre hay un pero.  No hay que abusar.  Una cosa es aproximar a tu público a tu vida y otra cosa es tener una cuenta personal con pixeladas del negocio.  Puedes compartir una foto de tus hijos en una ocasión especial pero llenar la cuenta de tu negocio con fotos de niños, de tu pareja o tu perro, no tiene sentido.  De hacerlo hay que tratar de vincularlo, de alguna manera, con la marca para que tenga una finalidad.

Y ahí está el quid del asunto: la finalidad.  Toda comunicación debe tener un objetivo.  Así que antes de publicar algo pregúntate ¿Para qué voy a publicar esto?

¿Esta tendencia es sostenible?

Depende de la disponibilidad de tiempo de la persona.  Este estilo no solo implica postear prácticamente a diario sino también responder tantos comentarios haga el público, así sea con un emoji, para que éste se sienta atendido y sepa que ha sido leído.  Porque el éxito de este estilo está en la alta interacción.

Pero esto toma tiempo, mucho tiempo.  Si el negocio empieza a crecer tendrás otras prioridades y tendrás que delegar actividades.  Si decides contratar un Community Manager debéis planificar juntos un estilo acorde con el trabajo realizado porque tus seguidores notarán el cambio y debe ser lo menos drástico posible.

¿Sirve para todas las redes sociales?

Personalíssimo, un término que me acabo de inventar y así con doble “SS” parece más chic, es tendencia principalmente en Instagram, y congenia perfectamente porque permite usar una o varias imágenes y acompañarlas de una historia sin el riguroso timming de Facebook y Twitter, ni la limitación de caracteres de este último.  Además, los stories de Instagram permiten publicar información temporal que se puede aprovechar para temas menos relevantes que no quieres que queden fijos en el perfil.

Consejo extra

Este estilo suele enganchar a los seguidores como si de una novela se tratara.  Pero yo diría que no se puede ser tan transparente.  Puede ser tentador desahogarse en Instagram luego de un mal día, gritar a los cuatro vientos el desaire que te ha hecho un cliente o un proveedor pero eso ¿en qué ayuda a tu marca?  No es necesario dar detalles de enfermedades, de tu mal humor, ni problemas de pareja ni mucho menos tus problemas económicos.

En fin, si quieres darle un estilo Personalíssimo al perfil de tu empresa ten en cuenta todos estos detalles, mide bien tus palabras y échale un vistazo a este otro post para que evites los errores más frecuentes de los emprendedores en Redes Sociales.

¿Qué opinas sobre el estilo Personalíssimo en las cuentas de negocios? Déjanos tu opinión, es muy importante para todos.

 

 

Errores de emprendedores en redes sociales
emprendedores, Redes sociales

6 Errores en Redes Sociales que todo emprendedor debe evitar.

Los emprendedores de por sí son gente admirable.  Tienen una idea y deciden luchar por llevarla a cabo.  Es un trabajo que puede llevar más de las 40 horas semanales que un empleado cualquiera está dispuesto a dedicar a su profesión.

El emprendedor sabe lo que cuesta cada detalle y sabe el rendimiento que debe tener cada esfuerzo que hace.  Pero algunas veces comete errores que pueden salir muy caros, sobre todo cuando tiene gran exposición, por ejemplo, en las redes sociales.

Vamos a darle un vistazo a los 6 errores más comunes de los emprendedores en los perfiles de su marca a los que debes tenerles terror y evitar a toda costa.

Errores comunes de los emprendedores en Redes Sociales

  1. Fotos e imágenes de mala calidad

    imágen cursi inconsistente

Recuerda, si una empresa quiere estar en las redes sociales es para tener una buena imagen, que sea atractiva y llame la atención de la gente que se anime a seguir la empresa.  Pero muchas veces los emprendedores tienen poco en cuenta la calidad de las fotos que comparten en las redes sociales, incluso hasta en el sitio web de la empresa.

Los teléfonos móviles hoy nos permiten hacer esta tarea de forma rápida pero hay que saber hacerlo.  Por otro lado están las imágenes de mala calidad, pixeladas o incoherentes con la marca o lo que quiere proyectar la empresa, por ejemplo: querer dar los buenos días en instagram con una imagen de muñequitos nada acorde con seriedad de la empresa.

Los errores más frecuentes que encontramos en las fotos son: mala iluminación, desenfocadas  (borrosas) o mostrando lo que no debería salir.

  1. Errores ortográficos

Un error gramatical es normal que se nos escape pero un error ortográfico es HORRIBLE, y deja muy mala impresión.  El emprendedor debe asegurarse de que escribe correctamente, para eso puede usar procesadores de palabras o activar el corrector.  Pero ¡cuidado con el corrector! A veces esta herramienta nos puede jugar una mala pasada y cambiar una palabra por otra totalmente diferente a la que queremos.  Recomendación: leer 2 o 3 veces lo escrito antes de publicar.

  1. Confundir la cuenta de la empresa con la personal

La mayoría de las redes sociales nos permiten gestionar varias cuentas desde una aplicación móvil y es común que tengamos iniciada nuestra cuenta personal además de la cuenta de la empresa.  Luego mirando perfiles el emprendedor quiere dejar un comentario y lo hace desde la cuenta de la empresa en lugar de la personal.

¡Error garrafal! En especial cuando se emiten opiniones políticas o muy personales, esta equivocación puede comprometer la reputación de la empresa.  ¡Imagina que subas un selfie sexy en la cuenta de la empresa!  Cosas así pueden pasar y aunque se puedan borrar siempre puede haber alguien que le haga un pantallazo (print screen) a esa metida de pata.

  1. Contestar furiosos a los trollers

    SONY DSC

En el camino de las redes sociales no solo nos vamos a encontrar gente que ama nuestra marca o nuestra empresa.  También habrá clientes disgustados o gente que simplemente se dedica a fastidiar para sacar de quicio al que maneja el perfil, mejor conocidos como Trollers o Haters.

Es fácil enojarse, y más cuando atacan donde más duele.  Pero hay que mantener la compostura porque la presencia en las redes sociales debe ser para reforzar la imagen de la empresa no para destruirla con una mala gestión del perfil.

Caer en la provocación y contestar furiosos a quien te ataca es un error que puede salir muy caro aunque en el fondo el emprendedor sienta que le ha dicho lo que se ha merecido.  Hay que evitarlo a toda costa.

  1. No tener clara la finalidad del perfil de la empresa.

Hay una serie de elementos a tener en cuenta a la hora de iniciar el trabajo  en las redes sociales para constituir la imagen digital basada en los valores de la empresa. Detalles del manual de estilo como la formalidad en el trato, si se usarán emojis, si tendrá contenido en modo personal o no. Entre otros detalles que explicamos en otra entrada.

  1. No ser constantes

Al principio siempre hay empuje pero a mitad de camino los emprendedores van perdiendo entusiasmo, especialmente cuando ven que no hay resultados inmediatos.  Es difícil crear una comunidad, que haya interacción, que cada vez tengas más y más seguidores, porque nadie quiere seguir una cuenta que tenga solo dos publicaciones y que no ofrezca nada diferente.

Así que hay que ser constantes, publicar, interactuar con otras cuentas y lo más importante: revisar las notificaciones porque puede haber una oportunidad de negocio que debemos atender lo más pronto posible, antes de que otro cubra esa inquietud.

Llevar la imagen digital de tu empresa amerita tiempo y ser muy minucioso; es cuidar de los detalles que van a impulsar tu negocio (o por el contrario llevarlo al caos).  Así que, a veces sale mejor contratar los servicios de un community manager si no dispones del tiempo necesario o de la paciencia suficiente para sacarle el mejor rendimiento a nuestros perfiles en las redes sociales.

¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Quieres comentarnos tu experiencia? De esa manera estarás ayudando a otros emprendedores a no cometer el mismo error. ¡Déjanos tu comentario! Y si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales.